Home > Sierra Nevada

Sierra Nevada


 

Pradollano - Plaza de Andalucía
 

 

Hoy por hoy se puede afirmar que Sierra Nevada es una de las mejores estaciones de esquí de España, y también de Europa en algunos aspectos. Lógicamente no podemos compararla con grandes estaciones como Tignes-Val d´Isere o Los Tres Valles que cuentan con un área esquiable bastante mayor, pero en cuestión de infraestructuras (accesos, medios mecánicos, calidad de las pistas...) no tiene nada que envidiarles, gracias a la inversión que se hizo con motivo de los Campeonatos del Mundo de Esquí Alpino de 1.996.

 

 

 

Pradollano, que hace unos años probablemente fuera el "pueblo" de montaña más feo del mundo, ha experimentado una gran mejora en su aspecto, con muchas zonas verdes y unos edificios más acordes con lo que debe ser una estación de esquí integrada en la montaña.

 

La carretera es muy buena y la parte más alta discurre por la solana, por lo que la nieve no tarda mucho en desaparecer. El mayor problema suele ser los atascos que se forman dentro de la urbanización de Pradollano a la hora de volver, o cuando hay nieve en la carretera, esperemos que este año mejore este aspecto.

 

Telecabina Al-Andalus y pistas
 

 

Su gran altitud sobre el nivel del mar (2.100m a 3.300m) permite que la nieve esté casi asegurada durante el invierno. Las primeras nieves suelen caer ya en el mes de septiembre, aunque no duran mucho a no ser que sea un año especialmente frío y lluvioso. En noviembre es cuando se forma la capa de nieve dura que servirá de base a las nevadas que caigan en los meses siguientes. En condiciones normales la temporada suele ser de las más largas de Europa (de finales de noviembre a mediados de mayo), a excepción de las estaciones que cuentan con zonas situadas en glaciares.

 

Sin duda, lo que más atrae de Sierra Nevada es su magnífica meteorología,con más del 70% de días soleados durante la temporada, lo que permite esquiar en unas condiciones inmejorables a la vez que la nieve, debido a la altitud, se mantiene en buenas condiciones. No es raro que en primavera se pueda disfrutar del esquí a temperaturas que permiten usar bañador. Sin embargo, hay que advertir que cuando entran borrascas profundas se puede pasar muy mal, ya que debido a la altitud se comportan con mucha violencia.

 

En cuanto a los precios se pueden considerar razonables, bastante acordes con la calidad de infraestructura y servicios que se ofrecen. Suelen ser más baratos que los de las estaciones del Pirineo con similares características y parecida extensión esquiable.